Rodrigo Verdugo Pizarro
MENÚ  
 
 
 
 
 
 

Ir a Remates



COMENTARIOS CRÍTICOS


Si es una poesía dolorosa, poesía del ser, del lado oscuro del corazón, donde el sol no se pone a cada rato. Poesía desgarrada, abierta en bruto, existencial, alerta, nada es absurdo aunque lo parezca porque detrás de los espectros rompe el muro cotidiano. Un poeta que marcha al futuro, porque abre viejos ventanales clausurados, atrás quedan los que no se atreven a beber el vino vivificante de la experiencia de la vida, de la muerte. Su lenguaje despista a los ángeles celestes que aún levitan con metáforas caducas. Abre un río enorme más allá del humor que nos inunda en otros poetas. No es escritor, poeta del vodevil, no entretiene a las masas, es un poeta no para la jugarreta y los salones, es un poeta con escritura de fuego y vendaval. Rodrigo Verdugo es un poeta cormorán que cruza el cielo de la poesía chilena con un ron ardiendo en la piel”. (Edmundo Herrera, poeta chileno, ex presidente de la Sociedad de Escritores de Chile).
 


Tanto en imágenes literales como: “El uno sigue al otro y el agua saca de sí un ritual horizontal” como proféticas: “Hasta las potestades que encallan en los sueños centrales”, la escritura de Verdugo es producto de una concentración que escapa a la comodidad para situarse al bode de los paisajes invertidos investigando el paisaje psicológico del ser humano. Atravesamos una era en que la poesía vuelve a acudir a sus armas secretas y es necesario a mi entender leer a Verdugo como un fabricante de poemas sino como alguien que toma impulso”. (Roberto Yánez, poeta chileno).


Verdugo es un vate de lo intenso y extenso. Su visión desgarradora decapitará los cánones arbitrarios de los lectores facilitas. Aquí las imágenes y metáforas deben ser rumiadas con cautela para establecer, si se quiere un orden intelectual en el propio lector. Escrito mayoritariamente en primera persona el lenguaje utilizado es una mezcla surrealista, místico, masoquista, en donde el hablante recorre apersonas pruebas que quedan suspendidas en cada poema como aguardando un fin que esta intrínseco en cualquier parte del texto, menos al final, cual vigía onírico que se mofa de los esquemas. Este primer hijo mercurial del poeta Rodrigo Verdugo Pizarro en premeditada complicidad con su madre biológica es un texto necesario para la biblioteca emocional- colectiva de Chile y el mundo”. (Víctor Pueyes, poeta chileno).


Adentrarse al discurso de Verdugo –demasiado seguro para sus cortos años- , es adentrarse hacia una zona numínica que desliza en su musiqueo, en su pincelaje, un territorio perdido e invertido en su malditud, correlato gótico, desde donde se desplaza un libido mortuorio en su constante dualidad Eros- Tanatos. La construcción pictórica a modo de mosaico delirante donde todas las materias y medios ficcionalizados del texto cortan, hieren, escinden-flechas, dagas, montañas volcanes, láser del alba, clavos, filos, cuernos, agujas, rayos, o como señala Mircea Eliade en la constitución de hierogamia donde la tierra, la materia es atravesada por un rayo, quizás en la operación de una desatadura de este velo que se quiere visibilizar –Naufragio en lo invisible-que no puede ser definido-Indefectible-que daña, ata y revela a la vez." (Antonio Silva, poeta chileno).


Hay espesor poético en tus textos y el lenguaje lo usas con mucha soltura. Grandes imágenes poéticas me encontré. En definitiva buena y honda poesía, sin las concesiones de moda, que merece ser publicada y difundida.” (Christian Formoso, poeta chileno).



Gracias Rodrigo por tus textos, son realmente magníficos, sobre todo en el lenguaje y la concepción poética”. (Luís E Prieto, escritor español; Delegado de actividades Culturales de la Universidad Complutense de Madrid).


 Quisiera citar al poeta chileno Rodrigo Verdugo en sus versos del poema “Procedencia II” de su libro “Nudos Velados”, donde expresa la existencia de una promesa que guarda la verdad velada y revelada con una presencia sempiterna para salvarlo de la tragedia que lo sofoca“Yo te vi entregar la desnudez a las fosforescentes cacerías. / Dentro del agua respiran los días que vendrán”. (Enrique de Santiago, pintor chileno).



Humor surrealista y surrealismo doloroso, Rodrigo Verdugo trabaja la vertiente dolorosa. La imagen del nudo es elocuente. La complicación, el retorcimiento de las relaciones, una trampa de la cual solo nos podemos liberar con palabras que no tienen conceptos, sino campos de asociaciones, atmósferas lingüísticas, escenas léxicas, escándalos en suma, para ello hay que invocar el “Nudo Velado” o sea las trampas de la vida vigilante. El dicho surrealista abre posibilidades de esclarecimiento, confesemos abiertamente que cuando vemos claro, los cuerpos, los sexos, los afectos, nos resultan monstruosos. No existe lo sublime sino lo cruel, y Rodrigo Verdugo nos corrige, la revelación de lo bello es crueldad, la violencia de su palabra es el convencimiento de que el inconciente no se traduce en palabras, sino en entremedios, lo que significa no es el término, sino el delirio que ocasiona, el espacio sin decir, la argamasa”. (Cristian Cisternas Ampuero, poeta, conductor radial, crítico literario Chileno y académico de la Universidad de Chile).


 De lo que aquí queda en pie del surrealismo y de sus ruinas (su obra más significativa) han extraído Roberto Yánez y Rodrigo Verdugo –para mencionar a los dos miembros de Derrame que he leído- por su capacidad para explorar las dimensiones (o potencialidades) ocultas de la vida, no solo referente a la escritura automática, la presencia de la belleza convulsiva, el encuentro del l object trouve, el azar objetivo, sino también algo decisivo: La afirmación y búsqueda del más allá en esta vida”. (Federico Schopf, poeta y crítico literario chileno. Académico de la Universidad de Chile).
 


Roberto Yánez y Rodrigo Verdugo, poetas de una escritura lúdica y hermética, llevan su proyecto creativo a la pintura y al collage, manteniendo sus imaginarios surrealistas, el primero con una gestualidad heredada de los Cobra, el segundo con un acercamiento al misterio de los inframundos. Yánez ha publicado: “Poemas encontrados en san Pedro de Atacama”, “Espejo Ultrasombra” y “Objeto del Vértigo”-. Verdugo es autor de “Nudos Velados”. (Ernesto Gallardo, historiador e investigador de arte independiente latinoamericano contemporáneo).

 

Total 12714 visitantes (22413 clics a subpáginas) en esta página
 
 

Visite Revista Literaria Rayentru Virtual

 
Publicidad  
   
 
   
TOTAL VISITAS  
 

Estadisticas y contadores web gratis

Estadisticas Gratis
 
 
 

 


 

 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=